El colegio Santiago Apóstol de Valencia (en la calle Doctor Olóriz) ha iniciado este curso escolar con un 72% de su alumnado de origen extranjero (son inmigrantes o hijos de inmigrantes).

Así, de los 337 alumnos que tiene la escuela, 243 niños son de China, Armenia, Rumanía, Marruecos, Ucrania, Estados Unidos, Cuba, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Argentina, Ecuador, Colombia, Honduras, Chile, Bolivia ... y así hasta 22 países.

El centro ofrece clases de español para los foráneos que no conocen el idioma, y cuenta con talleres de mecanografía, de animación a la lectura y de estudio solidario. Este último consiste en que «los propios alumnos son los que se ayudan bajo la tutela de un profesor», según explica su director pedagógico, Rafael Aliaga.