En los avances de la genética y la biotecnología, así como las investigaciones del ADN, encuentra el norteamericano Dennis Ashbauhg su fuente de inspiración.

Desde la segunda mitad de los 80, este artista se ha dedicado a explorar en su obra la imaginería del ADN. Sus pinturas de grandes dimensiones, una suerte de «retratos genéticos», combinan la tradición del arte abstracto con la tecnología científica más puntera.

Ahora, el IVAM reúne 47 de sus obras, 7 de ellas realizadas ex profeso, en una exposición que permanecerá en el museo hasta el 18 de octubre y que inicia la línea Arte y Ciencia, que continuará con la próxima muestra, Eduardo Kac.

* Ivam. Guillem de Castro, 118. De 10 a 20 horas. 2