Las oficinas de Correos del centro presentan estos días más colas que de costumbre. Sobre todo, la central, situada provisionalmente en la calle Santa Susana. El problema es que la sucursal de la calle de León y Escosura (La Ería) lleva en obras desde agosto y los usuarios tienen que desplazarse hasta la central para recoger los envíos.


Según cálculos de Correos, la oficina de La Ería atiende a unos 40.000 ovetenses residentes en La Ería, Vallobín, La Argañosa y la Florida, casi el 20% de la población (hay 220.074 habitantes). Usuarios y trabajadores de la sede central ya han empezado a notar los efectos de una remodelación que se prevé se alargue hasta principios de 2008.


«Se nota mucho que la sucursal dos está en obras. Estos días hay más colas, sobre todo entre las 12 y la una del mediodía, que es cuando vienen de las oficinas», reconoce Ramón, un empleado de Correos de la oficina central.


Chari Troteaga acude con frecuencia a Correos y dice que últimamente «hay más gente. Hoy he tenido que esperar 20 minutos». También se queja de la tardanza Manuel Rosales, a quien, además, le corresponde la oficina de La Ería. «Tengo que venir a ésta y hay muchísima cola», asegura.


Otros usuarios asíduos, como Paquita López, ven que hay más colas, pero no conocen el motivo. «No sé qué es lo que pasa últimamente, pero hay unas colas tremendas. Hay más gente que otras veces», se extraña.