Ni derribos ni reconstrucciones, al menos durante un año, en el Ensanche. La Junta de Gobierno decide hoy la suspensión cautelar de las licencias en toda la zona que abarca el Plan Especial de Protección del Ensanche. De este modo, el Concello se asegura de que no haya ninguna modificación mientras se desarrolla el plan. Aunque un año se considera tiempo suficiente, lo cierto es que se podría sumar otro más sin licencias en caso de que el Plan del Ensanche no siga el ritmo previsto. Para poder redactar el texto final aún falta pasar el filtro plenario y que los ciudadanos presenten sus alegaciones.