Muere un motorista al estrellarse contra el quitamiedos en la M-511
Muere un motorista al estrellarse contra el quitamiedos en la M-511

Tenían entre 21 y 45 años. Tres motoristas perdieron la vida ayer domingo en carreteras secundarias de la Comunidad de Madrid, todos ellos al colisionar con vehículos cuyos ocupantes salieron ilesos.

El primer accidente se registró a mediodía, cuando un hombre de 45 años que conducía una moto de gran cilindrada falleció en el acto al colisionar frontalmente con un todoterreno, a la altura del kilómetro 4 de la carretera M-512, en el término municipal de Robledo de Chavela.

Los ocupantes del todoterreno, una mujer y su hijo, resultaron ilesos, mientras que el motorista falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico muy severo.
Los ocupantes del todoterreno, una mujer y su hijo, resultaron ilesos, mientras que el motorista falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico muy severo.

Dos horas después, otro motorista de 30 años resultó muerto al chocar contra un turismo y quedar atrapado debajo de él, a la altura del kilómetro 30 de la carretera M-204, en el término municipal de Nuevo Baztán.

La joven de la misma edad que le acompañaba en la moto resultó herida grave, con traumatismo craneoencefálico moderado, fractura de fémur izquierdo y traumatismo vertebral, por lo que fue trasladada por un helicóptero del SUMMA al Hospital 12 de Octubre.

El tercer accidente se produjo sobre las 16.15, al colisionar frontalmente en una curva un motorista de 21 años con un turismo, a la altura del kilómetro 1 de la carretera M-615, en el término municipal de Moralzarzal.

El joven, que conducía una moto de gran cilindrada, se encontraba inconsciente y en parada cardiorrespiratoria cuando llegó el helicóptero del SUMMA, cuyos sanitarios intentaron reanimarle durante 30 minutos.

Además, presentaba traumatismo craneoencefálico severo, traumatismo torácico muy grave, fractura del fémur derecho y fracturas en los brazos.

Carné de tres años de antigüedad

Precisamente, ayer la Dirección General de Tráfico (DGT) publicaba que el 28% de los motoristas accidentados en carretera tenían carné con antigüedad de tres años o menos. La inexperiencia de algunos conductores, unida al aumento en las ventas de motos y el déficit de infraestructuras, podrían explicar el notable incremento de accidentes en 2007.

Según los datos del Observatorio de Seguridad Vial de la DGT, el 21% de los conductores implicados en 2006 en accidentes con víctimas (muertos o heridos) tenían un carné con dos años o menos de antigüedad, y el 28%, con tres años o menos.