Espero al C-6 en la parada y ya lleva bastante retraso. Hay gente con maletas a mi lado y se ponen nerviosos, llegan tarde y pueden perder el avión. 20 minutos más tarde, llega.

El conductor asegura que la línea va bastante justa de tiempo y que, si hay tráfico en Alfonso el Sabio o la avenida de Elche, ya no cumple con el horario.

La mayoría de los pasajeros no están contentos con el servicio. "Pasa un poco al azar", es el comentario general, pues los retrasos llegan a ser "de media hora".

No hay otro transporte para llegar al aeropuerto y los trabajadores se quejan: a las 6 de la mañana o por la noche, sólo se puede volver en taxi, y vale más o menos "16 euros cada viaje". Nuestra nota: 4.

Adelina García, 69 años.

"La línea va bastante bien, aunque sería más útil si pusieran una parada junto al TRAM y otra junto a RENFE, así conectaría el aeropuerto con otros transportes".

Verónica García, 26 años.

"Hoy lleva un retraso de 30 minutos y to tengo que entrar al trabajo. Los autobuses son muy viejos y su puntualidad es nula. El horario debería ser mucho más amplio".