Sex Pistols
Formación original de los Sex Pistols. AENCIAS

Parece que el aluvión de retornos de viejas glorias del rock no conoce límites. A los ya consabidos de The Stooges, The Pogues, MC5, The Police y Led Zeppelin, entre otros muchos, se les unirán los legendarios y controvertidos Sex Pistols, banda que inauguraba con toneladas de excesos, visceralidad y grandes canciones la era punk.

Así, treinta años después de su aclamado Never Mind The Bollocks, álbum impregnado de fuertes críticas a la industria musical, a la monarquía y al aburguesamiento de ciertas bandas mastodónticas de rock, Johnny Rotten y compañía volverán a un escenario a intentar complacer a sus entusiastas fans.

Las entradas tienen un precio de de 37,50 libras (54 euros) y la formación es la original

La banda se reunifica para, en principio, un único concierto, que tendrá lugar el 8 de noviembre en el Brixton Academy, de Londres. Las entradas tienen un precio de de 37,50 libras (54 euros). La formación es la original: John Lydon (antiguamente conocido como Johnny Rotten; voz), Steve Jones (guitarra), Paul Cook (batería) y Glen Matlock (bajo).

Curiosamente, esta formación sólo grabó el primer sencillo, Anarchy In The U.K., ya que en febrero de 1977 el enloquecido Sid Vicious, que fallecería dos años después de sobredosis de heroína, sustituyó a Glen Matlock. Diez de las doce canciones del disco, no obstante, llevarían la firma del bajista original.

Lucro indecente

Cabe apuntar que esta reaparición no es la primera que se produce desde que sólo un año después de su debut discográfico, en 1978, la banda dejara de existir.

En 1996, el cuarteto se reagrupó para realizar una larga gira internacional, que bautizó con el revelador título de Filthy lucre tour (Gira del lucro indecente). En el 2002, ofreció un concierto en Londres y, en el 2003, una gira por Estados Unidos.

Y, por último, y parece que para avivar la llama de la polémica que siempre acompañará a los Sex Pistols, Johnny Rotten ha descargado toda su ira con el regreso a los escenarios de The Police: "Parece un reformatorio, incluso parecen más reses muertas y blandas. "Escuchar a Stink (hediondo en inglés) tratando de pegarle a las notas de ´Roxanne´ una vez más no es para nada divertido. Es como dejar salir el aire a un globo", sentenció el cantante.