El chatarrero New Flame, en problemas
Imagen de Archivo del chatarrero New Flame, hundido tras chocar con un petrolero en la Bahía hace unos meses. EFE

Hace unas semanas dejó la Bahía de Algeciras la gasolinera flotante ‘Velmabaltic'. Los ecologistas pensaron que tras su marcha esta agua se librarían de uno de sus buques más contaminantes, sin embargo, ha llegado el petrolero 'Vigour'.

Los ecologistas se preguntan si se va a tomar medidas ante el tráfico reiterado de barcos peligrosos.
El portavoz de Verdemar- Ecologistas en Acción, Antonio Muñoz, se ha dirigido al Parlamento Europeo para poner en su conocimiento las actividades de este carguero en la bahía.
Asegura que puede estar incumpliendo el reglamento comunitario relativo a la introducción acelerada de normas en materia de doble casco a diseño equivalente para petroleros de casco único.

Muñoz pregunta a las autoridades comunitarias si conocen estos hechos y de ser así, si piensan adoptar alguna medida para paliar la grave situación que agrede al ecosistema marino de la bahía algecireña.

Estos buques realizan ‘bunkering' (avituallamiento) a otros barcos en el Estrecho de Gibraltar, con el consiguiente riesgo medioambiental. La colonia británica tiene ocupada una milla en la bahía, tres millas al sur y tres millas al este. Y es en esta agua donde se efectúan los trasvases de combustibles.

Por esta bahía y el Estrecho pasan cada año unos 100.000 buques al año. La situción de la zona propicia que se haga avituallamiento a muchos de estos barcos. Aproximadamente se trasvasan cinco millones de toneladas de fuel marino anualmente, a través de tres compañías principalmente: Aegean Bunkering y Gibraltar, Cepsa Gibraltar, Bunker Gibraltar y Vemaoil Company.

Verdemar concluye destacando que la situación en el litoral de Peñón es "insostenible" debido a los múltiples vertidos consecuencia de los trasvases de carburante que afectan gravemente a su ecosistema,

CONSULTE AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ALGECIRAS