Un joven de 21 años, que responde a las iniciales JL.I.G., fue detenido ayer en el barrio baracaldés de Cruces por intentar violar a una mujer a finales del pasado mes de agosto en el portal de ésta. La víctima reconoció al agresor cuando se encontraba sirviendo consumiciones en la terraza de un bar.   

Según informó el Departamento vasco de Interior en un comunicado, los hechos tuvieron lugar sobre las cuatro de la mañana del pasado 26 de agosto. La víctima, que se dirigía a su domicilio, vio al llegar a su portal a un hombre que la seguía y, tras acceder al inmueble,
subió por las escaleras y se giró, momento en el que fue abordada.  

El agresor la agarró y la tiró al suelo, tumbándose encima, e intentó abusar de ella y desnudarla, aunque la mujer consiguió zafarse. Al bajar al portal, siempre perseguida por el agresor, consiguió llamar la atención de unos vecinos del inmueble de enfrente que conminaron al hombre para que depusiera su actitud. El varón tuvo que abandonar el lugar, después de propinar varias patadas a la mujer que había caído al suelo.

La víctima presentó la correspondiente denuncia ante la Ertzaintza por lo que se inició una investigación encaminada a capturar al supuesto violador, que no fue localizado por las inmediaciones el día de los hechos.

En la tarde de ayer jueves, agentes que investigaban el caso recibieron una llamada de la víctima, la cual se encontraba muy nerviosa, informando que en una terraza del barrio baracaldés de Cruces se encontraba su agresor sirviendo consumiciones.  

Una patrulla se acercó al local y tras hablar con la víctima, que reconoció al camarero sin ningún tipo de dudas, procedió a la detención de JL.I.G. de 21 años de edad. El arrestado fue trasladado a dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial.