Alrededor de 2.500 mujeres han dejado de ser fértiles gracias al Essure, una técnica aplicada por el Hospital Universitario Reina Sofía, consistente en un método de esterilización permanente e irreversible. Es indoloro y se lleva a cabo de forma ambulatoria, sin necesidad de cirugía. Como gran ventaja, permite a la mujer incorporarse rápidamente a su vida social y laboral. El hospital cordobés fue pionero en este servicio hace ya cuatro años y los profesionales del Reina Sofía han instruido a muchos de los especialistas de otros hospitales españoles y extranjeros.

Muy satisfechas

El 98% de las mujeres a la que se le ha aplicado el Essure «se muestra satisfecha o muy satisfecha» con los resultados de la técnica, según fuentes del Reina Sofía. Entre los aspectos mejor valorados por las mujeres destaca la ausencia de quirófano y la sencillez de la técnica.

La edad media de instauración del Essure se ha situado en torno a los 37 años en mujeres con una media de 2,3 hijos.

Este método anticonceptivo femenino ha supuesto una revolución en este campo de la Medicina. Destaca por su efectividad, que es casi del cien por cien y superior a otros sistemas.

EFICAZ A LOS TRES MESES

El sistema consiste en la colocación de un muelle de titanio y níquel en las trompas de Falopio con el propósito de que crezca tejido en su interior que las obstruye al cabo de tres meses e impide que el óvulo pueda ser fecundado. La técnica se realiza con un histeroscopio, un pequeño endoscopio acoplado a una cámara de televisión que se introduce por la vagina. Las complicaciones posteriores son casi inexistentes, a excepción de mareos sin importancia que desaparecen en cuestión de segundos.