Coger el autobús urbano mañana será gratis. Eso sí, sólo serán cuatro las líneas que se sumen a esta forma de celebrar el Día Europeo sin Coche, dentro de la semana de la movilidad. Los usuarios de la C1, C2, C4 y C16 no deberán abonar los billetes del trayecto. Las máquinas estarán canceladas y los viajeros recibirán un billete con coste cero.

habrá refuerzo de bus a las playas pero ya no habrá ni socorristas ni vigilancia 

Estas son las cuatro líneas de Vitrasa que concentran más usuarios: cerca de 15.000 cada día. El objetivo es animar a los vigueses a que, al menos por un día, dejen su coche aparcado para tomar conciencia de la necesidad de reducir la contaminación de la ciudad.

De hecho, la idea de reducir el uso del coche particular crea cada vez menos reticencias entre los vigueses. Según el último estudio del Valedor do Cidadán, los vigueses optan cada vez más por caminar o utilizar en transporte público para realizar las tareas cotidianas.

Refuerzos a las playas

Este fin de semana será el último con refuerzo en los Vitrasa a las playas y la prolongación del C4C hasta Samil y O Vao se mantendrán sólo hasta el domingo. Sin embargo, desde la propia compañía aseguran que, en caso de mantenerse el buen tiempo los refuerzos podrían volver. Lo que ya no volverá es la vigilancia. Ni la Policía Local, ni Protección Civil, ni Cruz Roja velan ya por la seguridad de los bañistas.

A dónde se puede ir

C1: Esta línea permite recorrer todo el centro, desde Policarpo Sanz hasta Praza de América.

C2: Une Rosalía de Castro, con Pizarro pasando por Gran Vía, García Barbón o la Estación de Autobuses.

C4: Pasa por Coia, Balaídos, Colón, Martínez Garrido o Jenaro de la Fuente, entre otras zonas.

C16: Circula por Urzáiz, praza de España, Camelias e Hispanidad, por ejemplo.

Reclamaciones vecinales

En la semana de la movilidad, la Federación Vecinal recuerda que la ciudad «lleva años demandando una solución a las importantes carencias en materia de movilidad». Los puntos más urgentes que se deben solucionar son, según los vecinos, la ausencia de transporte público en las parroquias, la inexistencia de un transporte metropolitano, una alternativa a la autopista con Pontevedra y la necesidad de crear un servicio de cercanías con la capital de la provincia.