Cuatro de las víctimas del violador de la Vall d’Hebron recurrirán al Tribunal Supremo (TS) para conseguir que se prolongue su estancia en la cárcel, de donde saldrá el sábado. La abogada de las víctimas, María José Varela, explicó ayer que pedirá al Supremo que se le aplique la doctrina Parot, hasta el momento aplicada sólo a condenados por terrorismo. Hasta ahora, sólo una de las víctimas del condenado, José Rodríguez Salvador, había solicitado a la Audiencia de Barcelona la prolongación de la pena de cárcel del violador, que finalmente habrá cumplido 16 de los 311 años que se le impusieron por cometer 16 violaciones probadas. Varela sólo ha podido localizar a 4 de las víctimas, que reclaman que la Generalitat difunda la fotografía actual del agresor.