La noche es pura juerga
Muchachito Bombo Infierno hará que la noche en Murcia se convierta en una fiesta increíble.

La Barcelona del mestizaje, la que bebe de todas las orillas del planeta, sale a borbotones cuando Muchachito Bombo Infierno se sube al escenario. Descendientes de la misma camada de Ojos de Brujo o Macaco, sus conciertos son de los que ponen patas arriba un escenario.

Sin apenas sitio para el bostezo, la primera prueba  de Muchachito Bombo Infierno que ha pasado el rasero de la discográfica se ha convertido en un referente de socarronería, fiesta y buen rollo para todos los oídos.

El carisma de Jairo, el Muchachito, alma máter de esta formación, ha sacudido los cimientos de un estilo de música que parecía anclado en los nombres de siempre, sobre todo recuperando ese aroma que rememora a  Manu Chao.

Personaje atípico donde los haya, el líder de Muchachito Bombo Infierno se ha curtido en las calles de su barrio, en Santa Coloma de Gramanet, lo que ha dado una impronta muy personal a su música y a su estilo.

Hijo de un catalán y una jienense, pasó cuatro años actuando en bares como hombre orquesta.

Aunque el Muchachito lleva más de mil actuaciones a sus espaldas, es en 2005 cuando empieza a triunfar en el mundillo de la música con la publicación de su primer disco, Vamos que nos Vamos, convertido en disco de oro tras vender más de 40.000 mil copias. Es un espectáculo único de música enloquecida, monólogos, historias de amor y de borrachos, improvisaciones y duración indeterminada que hará que el público vibre y se emocione con su música.

Junto a Muchachito, completan el cartel de este Estrella Music Festival, Maldita Nerea y los Bluesfalos.

* Plaza de toros de Murcia. Mañana sábado a las 21.00 horas. Entradas a 13 euros (o 3 euros con 15 chapas de cerveza Estrella de Levante).

Rock, funk, swing...

Quien se atreva a encasillarlos, que tire la primera piedra. El sonido festivo de Muchachito se mueve por gran variedad de sonidos y estilos. El reggae también aparece, y quizá algunos tintes de la música rockabilly, porque todo lo que provoque movimiento es bienvenido.