Constitución de la comisión de investigación Art Natura, presidida por Zorrilla
Constitución de la comisión de investigación Art Natura, presidida por Zorrilla EUROPA PRESS

Así lo ha asegurado este miércoles tras ser cuestionado en la tercera sesión de la comisión municipal de investigación creada para aclarar lo sucedido en torno al fallido Museo de las Gemas, y, en concreto, sobre el concepto que se pagaba al año de 1,2 millones de euros, y si se tenía que hacer sabiendo ya que no se podía, entre otros, cumplir la fecha de apertura.

Tras ser cuestionado por el PSOE sobre si ese canon debía cubrir todos los gastos, cualquier que hiciera Royal Collections, como hoteles de cinco estrellas, restaurantes o comidas, Briones ha dicho que el personal de esta agencia empresarial "no está sujeta al estatuto del empleado público" y ha defendido que "di autorización a todo lo que estaba justificado".

También sobre la justificación de las facturas, y preguntado sobre el hecho de que si cuando llegó Caneda al área se las pidiera, ha defendido que "quizá de haberse desarrollado su función en el periodo en el que el contratista estaba cumpliendo con su obligación y había ido justificando sus facturas, quizá lo habría autorizado" y que "quizá también si yo hubiera continuado como responsable delegado de Cultura habría desautorizado esos pagos".

"Que los árboles no les impidan ver el bosque", ha señalado, ya que "esto es un proyecto que tiene una duración en donde hay unos años en que se está cumpliendo con ambas partes y hay otro periodo con un punto de inflexión". También ha defendido que los gastos del canon anual "estaban todos y cada uno justificados".

Ha agregado, por otro lado, que no le llama la atención que las facturas presentadas por Royal Collections para justificar el canon municipal fueran emitidas por siete empresas siempre las mismas, con objetos diversos y que lo hicieran de forma correlativa, ya que "tienen que ver con la producción de un museo".

Por otro lado, ha reconocido que en el tiempo que estuvo a frente de la Delegación de Cultura tuvo la impresión de que el proyecto no iba a llegar a buen puerto, "porque la propia comisión -de seguimiento- tenía un debate de cuatro quintas partes que eran acerca de la evolución de las obras y de las modificaciones que se proponían, más una crisis económica importante, una situación en el país difícil...".

Eso sí ha agregado, al respecto, que cualquier museo, negocio o administración "tenía unas expectativas en 2007 y en 2010 y 2011 otras".

PUESTOS DE TRABAJO

Asimismo, sobre el hecho de que meses antes de las elecciones municipales de 2011 pidiera que no se informara de que iba a quedar sin efecto la oferta de empleo público, ha afirmando que "el temor" que manifestó era por las expectativas que se habían generado en las personas presentadas "y no electoral ni de posibilidades de éxito del partido que estaba gobernando en ese momento y sí del daño que se podía irradiar a interesados y familias". Además, ha añadido, al respecto, que en esa fecha "era conocedor de que no iba a participar en las listas electorales del PP".

De igual modo, ha opinado que "no pretendo que se oculte información", sino que quien ha convocado esos puestos de trabajo "es quien debe dar las informaciones oportunas y no de manera atropellada y faltando a la verdad", insistiendo, asimismo, en que la idea de Fulgencio Alcaraz, responsable de Royal Collections, promotora de Art Natura, era "imputarle toda la responsabilidad al Ayuntamiento".

"El momento en el que se convoca esta oferta de empleo en el que manifiesta con esta acción el contratista su voluntad de ir adelante y cumplir con el contrato, nosotros estamos en la obligación de no irrogar ningún perjuicio a quienes han tenido expectativas de un puesto de trabajo por parte de alguien que está intentado dar como único argumento a la ciudadanía de que el único y exclusivo responsable es el Ayuntamiento", ha detallado.

Por otro lado, ha reconocido que no se vio antes la colección completa y ha indicado que no se pidió aval por "la singularidad y exclusividad". Sobre las mismas, ha apuntado también que se hacia inviable reunirlas, ya que, de hecho, sería "materialmente imposible porque habría sido muy costoso". Además de que la colección no era de un único propietario sino de varios y que estaba dispersa por la geografía nacional.

Sobre el exsecretario de Estado de Cultura Miguel Ángel Cortés, cuya comparecencia se había solicitado también en esta comisión, ha dicho que "no he estado con él nunca" y, cuestionado sobre si le consta que hizo de intermediario, ha dicho que "no intervengo en la contratación, ni en el proyecto inicial, ni intervengo en reuniones o conversaciones con él".

Ha dicho sobre el gasto de 60.000 euros que, con carácter anual, Royal Collections debía reinvertir en proyectos culturales y deportivos, que se consensuaban para que hubiera proyección social, porque el objetivo de la parte contratista era hacerse presente en la vida de la ciudad. Eso sí, ha señalado que "nosotros no imponíamos nada" sino que "acordábamos con ellos actividades que creían que tenían más presencia social y más proyección". "No había ningún tipo de obligación", ha indicado.

Por último, ha reiterado que Art Natura incumplió "de manera clara" el contrato, entre otros, por "no asumir la gestión de los edificios cuando se le conminó a ello" o porque "a partir de 2011 empieza a ver personal despedido, me consta aunque no era el responsable, y empieza a ver desavenencias", entre otros, "a la hora de decidir qué actividades de promoción se llevan a cabo porque el contratista, de alguna manera, decidía de manera unilateral".

VISITANTES

El número de visitantes que se proyectó para el museo también ha sido cuestionado, defendiendo Briones que en las previsiones "se hacen al alza". En este sentido, ha puesto como ejemplo los inicios del Museo Picasso Málaga, como también lo ha expuesto en su intervención el director general del Área de Turismo del Ayuntamiento entre junio de 2005 y julio de 2011, y ahora director general de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal.

Asimismo, Bernal ha señalado que desde turismo lo que se hacía con el proyecto en los lugares en los que se promocionaba era "generar expectación", ya que las campañas se planifican con un año y meses de margen, por lo que se trataba de "anticipar" y proponer "un enganche" como ciudad cultural "muy activa". "El proyecto de Art Natura era positivo porque generaba una Málaga referente cultural", ha apuntado.

Ha opinado que "creía que se iban a resolver los problemas" y que, finalmente, abriría el espacio y que, no obstante, no hubo que hacer una campaña especial con este proyecto fallido, recordando que solo un touroperador le preguntó por ese proyecto posteriormente.

Por último, Bernal ha explicado que Turismo tenía un plan general y que en "algunos puntos nos acompañaban" y, tras ser cuestionados si veía que ellos querían abrir el museo, ha dicho que "no me dio la impresión que estuvieran simulando".

Consulta aquí más noticias de Málaga.