Policía
Policía EUROPA PRESS/DELEGACION

Las pesquisas comenzaron el pasado mes de noviembre, después de que se tuviera conocimiento de una reunión entre varios de los cabecillas de este grupo organizado, lográndose intervenir documentación que condujo a sospechar que podría tratarse de una banda dedicada a cometer estafas sistemáticas, de las cuales podrían ser víctimas entidades bancarias, compañías aseguradoras e incluso particulares.

A medida que avanzaron las investigaciones, se pudo constatar que el grupo estaría compuesto por múltiples personas, si bien eran dos varones de nacionalidad española los que se encontraban al frente, uno de ellos con experiencia y contactos dentro del ámbito bancario.

Concretamente, su actividad consistía en falsificar documentación acreditativa de solvencia económica, como contratos o vidas laborales, para solicitar préstamos a nombre de personas que, a cambio de una pequeña comisión y por estar pasando una situación precaria, aceptaban facilitar su verdadera identidad para figurar como solicitantes de los préstamos que oscilaban entre 10.000 y 18.000 euros por solicitud y cuya mayor parte iba a parar a manos de los responsables del grupo criminal.

De la misma forma, también se contaba dentro del entramado con una persona que creaba empresas, sin actividad real, cuyo único fin era dar de alta en la seguridad social a los miembros de la organización, generalmente por un mes, tiempo suficiente para que pudieran solicitar hasta tres financiaciones en diferentes entidades.

La operación culminó con la completa desarticulación de este grupo criminal, deteniéndose a 20 personas, entre ellas sus dos máximos responsables, imputándoles delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal.

La mayor parte de los detenidos -14 de nacionalidad española, cuatro dominicanos y un colombiano- tienen antecedentes previos por delitos contra el patrimonio.

Consulta aquí más noticias de Toledo.