Se trata de cinco becas recogidas en un convenio de colaboración que ha sido firmado este miércoles por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de la Junta, Juan Alfonso Ruiz Molina; el presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Andrés Gómez-Mora; y el presidente de la Fundación para la Gestión y Estudio de la Especificidad (CIEES), Andrés Martínez.

Estos cinco trabajadores se suman a los tres que han trabajado durante el primer semestre del año. De tal manera, según ha señalado el consejero de Hacienda, se cumplen tres objetivos: "se potencia la digitalización del archivo, los alumnos obtienen unas capacidades que facilitarán su inserción laboral y se pone en valor a Caja Rural Castilla-La Mancha, que tiene una gran responsabilidad social corporativa".

Además, ha continuado Ruiz Molina, "se facilita" la inclusión de estos chicos en el mercado laboral y, por otra parte, "se elimina papel, porque está muy bien la administración del Siglo XXI, ya que el objetivo de la Consejería es el archivo único de toda la región".

Es la cuarta ocasión en la que se lleva a cabo este convenio por el que en total han pasado ya 22 personas, pero Andrés Gómez-Mora espera que "vengan muchas más", pues "la inserción laboral de estos chicos con capacidades diferentes es un éxito". Además, "este segmento de la sociedad te devuelve con un cariño enorme cualquier cosa que puedas hacer por ellos", por lo que "hay que ayudar y arrimar el hombro".

Por último, Andrés Martínez ha puesto de manifiesto que tanto el servicio de capacitación como la Fundación CIIES están "obsesionados" con la "formación profesional de calidad de estos jóvenes y este proyecto potencia esa línea de formación" y el "acceso al mundo laboral".

Por ello, ha concluido agradeciendo por el convenio, tanto a la Junta como a la Fundación de Caja Rural Castilla-La Mancha, quienes son, ha dicho, "unos buenos compañeros de viaje".

Consulta aquí más noticias de Toledo.