En un comunicado, el partido ha mostrado su rechazo ante "las presuntas prácticas corruptas que se habrían producido en la Playa de Palma por parte de algunos policías locales y de actuales cargos del PP, como el presidente de la Junta Local de Palma, José María Rodríguez".

En este sentido, el portavoz Andreu Alcover ha considerado que el PP "sigue siendo un partido asediado por la corrupción". Además, el socialista ha lamentado la pasividad de los 'populares' a la hora de

exigir responsabilidades, teniendo en cuenta que "ni el presidente del PP, Miquel Vidal, ni la portavoz parlamentaria, Margalida Prohens, se han pronunciado para dar explicaciones sobre estos hechos", una actitud que, según el PSIB, "no corresponde a la regeneración del PP de Baleares que tanto pregonan".

Por otro lado, el PSIB ha mostrado su máximo respecto a la investigación judicial, puesto que todavía falta levantar parte del sumario y que la Justicia se pronuncie sobre estos hechos, a pesar de que "las informaciones que ya conocemos nos recuerdan que la etapa más negra y oscura de esta comunidad autónoma todavía se mantiene viva en PP de las Islas". En cualquier caso, Alcover ha remarcado que esperan que "todo se aclare lo más pronto posible, con todas las consecuencias y caiga quién caiga".

Finalmente, los socialistas han expresado su apoyo a la Policía Local de Palma, "que realiza un magnífico trabajo en su día a día, tarea que nada tiene que ver con las prácticas detestables de algunos que no han sabido representar la institución a la cual pertenecían y desarrollar la tarea que se encomendaba", concluyen.