Imagen de una concentración de las Víctimas del Metro en la Plaza de la Virgen
Imagen de una concentración de las Víctimas del Metro en la Plaza de la Virgen EUROPA PRESS

"Un pueblo con dignidad y coraje no olvida, y un gobierno que representa dignamente a un pueblo con coraje no borra los nombres de los lugares de las tragedias", ha manifestado la vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, en el que se ha autorizado a llevar a cabo el cambio de nombre, coincidiendo con el décimo aniversario del accidente, el próximo domingo 3 de julio.

A su entender, "cambiar el nombre un lugar no hace que se borren los hechos que ocurrieron y ni de lejos aligera el vacío de la ausencia", por lo que la estación de Jesús volverá a su denominación originaria. "Pensamos que es una manera de reparar la memoria de las víctimas", ha agregado.

Unos minutos después de la una del mediodía del lunes 3 de julio de 2006, -este domingo hará diez años-, una unidad de tren de Metrovalencia descarriló en una revuelta próxima a la estación de Jesús y causó la muerte a 43 personas e hirió a 47.

El 12 de diciembre de 2010, se modificó la denominación de la estación, que pasó a ser Joaquín Sorolla. Este cambio de denominación se justificó, en aquel momento, por la conveniencia de mejorar la identificación, atendiendo a la proximidad a la estación del AVE.

Posteriormente, el 1 de marzo de 2012, y ante la reiterada petición de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de julio de 2006, la estación recibió el nombre compuesto de Joaquín Sorolla-Jesús.

Cuando se cumplen diez años del accidente "que ha quedado grabado en la memoria de los valencianos y las valencianas, el Consell quiere sumarse al recuerdo de las personas que perdieron la vida y rendir nuevamente homenaje a los familiares que, con su presencia en la plaza de la Virgen, se convirtieron, un mes tras otro, en la memoria viva de los que ya no estaban", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.