El Ayuntamiento deberá crear una nueva tasa que tendrá carácter anual y que recaudará directamente la Diputación de Jaén para que el vertedero de la Administración provincial se haga cargo del tratamiento y eliminación de la basura de la capital jiennense.

Así lo ha indicado a preguntas de los periodistas la vicepresidenta de la Diputación, Pilar Parra, que ha dado por cerrado el acuerdo con el Consistorio jiennense en relación con este tema.

Con esta nueva tasa, el Ayuntamiento deberá conseguir 1,9 millones de euros que es el precio que ha puesto la Diputación al tratamiento y eliminación de las 54.000 toneladas de basura que genera al año la ciudad de Jaén.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Manuel Bonilla (PP), en declaraciones a Europa Press, ha reiterado que aunque sea una nueva tasa, los vecinos "no pagarán más dinero, sino que lo que actualmente pagan se desglosará en dos".

De esta forma, los jiennenses seguirán pagando cada tres meses el servicio de recogida y transporte de basura, que se abona actualmente con el agua, y a partir de enero de 2017, la parte del tratamiento y eliminación de residuos pasará a abonarse a Diputación con un recibo anual que, según Bonilla, rondará los 30 euros, aunque todavía no está fijada la cantidad. Este recibo se pasará a cobro en el primer trimestre de cada año.

"En ningún caso va a suponer más dinero para los vecinos", ha dicho Bonillo. Actualmente el servicio de recogida y transporte que presta FCC está presupuestado en 4,7 millones de euros al año, mientras que el de tratamiento y eliminación de residuos, que también viene prestando FCC, asciende a 1,8 millones de euros.

Además, como aval para el cobro de este 1,9 millones de euros anuales, en el caso de que haya impagos y no se llegue a cubrir totalmente, Diputación lo compensaría con cargo a las subvenciones que concede al Ayuntamiento de Jaén como es la que se corresponde con el parque de bomberos, entre otras.

Es la solución a la que se ha llegado para que Diputación se asegure el cobro de este servicio, una vez que el Ayuntamiento ha rechazado de plano delegar en la Administración provincial el cobro de las multas de la capital.

El siguiente paso que deberá dar el Ayuntamiento de Jaén en este tema será la aprobación provisional en el pleno del mes de julio de la ordenanza que recoja la creación de esta nueva tasa que posteriormente recaudará Diputación.

Además, el Ayuntamiento deberá delegar el cobro de dicha tasa en el Servicio Provincial de Recaudación. También por pleno del Ayuntamiento, se deberá aprobar la delegación en la Administración Provincial del tratamiento y eliminación de la basura bien sea a través de una encomienda o de una delegación de competencias.

Con todos estos pasos dados por el Ayuntamiento, le tocaría a Diputación aprobar en su pleno la delegación de recaudación y la de competencias. El calendario previsto, según Parra, es poder contar en el mes de julio con todo el procedimiento administrativo para que la nueva tasa se apruebe definitivamente en septiembre y entre en vigor este mismo mes.

"Si todo se cumple como está previsto, en el momento en que esa tasa esté publicada, será el momento en que podamos proceder al tratamiento y eliminación de los residuos de la capital", ha señalado Parra.

La vicepresidenta ha insistido en que se trata de un acuerdo "ventajoso" para el Ayuntamiento, máxime si se tiene en cuenta que el precio ofertado al Consistorio se reducirá cuando a partir de enero de 2017 comience a operar Resurja la nueva empresa de la Diputación encargada de gestionar los residuos en la provincia de Jaén y cuyas tarifas son un diez por ciento inferior a las actuales.

Desde Diputación se ha pedido al Ayuntamiento que "explique a los ciudadanos que a partir de ahora van a pagar dos recibos de basura, uno por la recogida y otro por la tasa de recogida y eliminación". Se trata, según Parra, de "una labor pedagógica" que tendrá que realizar el Consistorio porque "los ciudadanos tienen que conocer qué están pagando y para qué".

Con este acuerdo, el Ayuntamiento salva el problema ocasionado con el vertedero de la capital gestionado por FCC y cuyo vaso actual se encuentra prácticamente en el final de su vida útil hasta el punto, según Bonilla, de que el vertedero de la capital se encuentra "colapsado". La otra posibilidad, que se barajó y que finalmente se descartó por los responsables municipales, fue la de llevar los residuos al vertedero que gestiona FCC en Granada.

Consulta aquí más noticias de Jaén.