VOLKSWAGEN
La bandera estadounidense reflejada en una chapa de un Volkswagen en Chattanooga, Tennessee. Friso Gentsch / EFE

El grupo Volkswagen ha aceptado pagar más de 10.000 millones de dólares para cerrar un litigio surgido por el escándalo ligado a la manipulación de las emisiones de gases de sus vehículos, publicó este jueves The Wall Street Journal.

El caso, que estalló en septiembre pasado, partió de denuncias de las autoridades estadounidenses sobre una presunta manipulación del software de vehículos con motores diesel para falsear las emisiones de gases contaminantes.

El tema derivó en una demanda judicial en los tribunales de California y, según detalla el Journal, las partes han llegado ya a un acuerdo para cerrar el caso con una multimillonaria compensación económica de parte del grupo automovilístico alemán.

De acuerdo con el diario, la compensación beneficiará a cerca de medio millón de propietarios de vehículos con motores diesel que fueron los que tenían el software manipulado.

Recompra o reparación

La firma, según el diario, ofrecerá la recompra de los vehículos afectados o su reparación y se ha comprometido también a una compensación adicional a cada propietario de al menos 5.100 dólares y en algunos casos hasta los 10.000 dólares.

La compañía, según el periódico, también pagará otras cantidades vinculadas con este caso, incluyendo unos 4.000 millones de dólares para promover vehículos que no generen emisiones de gases.

El arreglo se presentará la semana próxima ante el juez que lleva la causa.