En un comunicado, la Guardia Civil explicó que los padres de la víctima denunciaron los hechos el pasado 9 de junio en dependencias de la Policía Nacional de la capital grancanaria, haciéndose la Benemérita cargo de la investigación e instrucción de las diligencias por ocurrir el hecho en un Centro educativo del término municipal de Arucas.

De esta manera, los padres aportaron a los agentes varias conversaciones de Whatsapp donde se reflejaban numerosos insultos y vejaciones contra la integridad moral de su hijo.

Además, los guardias civiles, en base a la manifestación del chico y otras series de datos aportados por el mismo y sus padres, pudieron recopilar los diversos insultos y amenazas a los que se veía sometido el joven.

CREARON UN GRUPO DE WHATSAPP SOLO PARA INSULTARLO

Los supuestos nueve autores de bullying llegaron incluso a crear un grupo de conversación en la aplicación de móvil con el único objetivo de menoscabar la integridad moral de la víctima.

Con todo, realizadas las gestiones para esclarecer los hechos, la Guardia Civil pudo identificar a todos los menores de edad implicados en el proceso de bullying, resultando ser en su mayoría del mismo centro de enseñanza.

Asimismo, los agentes citaron como investigados a nueve chicos entre los días 18 y 21 del presente mes, como supuestos autores de un delito contra la integridad moral.

Las diligencias originadas por la investigación, junto a la identificación de todos los menores, han quedado a disposición de la correspondiente Fiscalía de Menores de Las Palmas de Gran Canaria.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.