Esta experiencia con la Cámara Navarra será un proyecto piloto que se prolongará hasta final de este año, cuando se evaluarán los resultados obtenidos, según ha informado el Ejecutivo en un comunicado.

Según ha recordado, la mediación es un proceso de resolución de conflictos, absolutamente confidencial, que permite que las partes implicadas en un proceso judicial, puedan comunicarse entre sí, expresando sus puntos de vista, argumentos, intereses, necesidades o expectativas y llegando, en su caso, a acuerdos mutuamente consentidos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.