Rivera en Logroño: Selfies, vino blanco y sol de justicia

  • Con poco más de media hora de retraso con respecto a lo previsto, el presidente de Ciudadanos y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha llegado a Logroño para, bajo un sol de justicia, pasear entre ciudadanos, ser objeto de selfies y padecer un sol de justicia.
Rivera en Logroño
Rivera en Logroño
CIUDADANOS

Si en un inicio no estaba anunciada la presencia de Rivera en La Rioja en esta campaña ayer la formación naranja anunció que sí, que su candidato haría parada en Logroño para hacer una rueda de prensa en plena Plaza de Mercado y visitar la calle Laurel (emblema turístico de la ciudad por congregar sesenta bares en la conocida como Senda de los Elefantes).

Nada más terminar su comparecencia ante la prensa (absolutamente organizada con mesa de sonido y atril), un niño con una camiseta naranja se le ha acercado: primer selfie de las que se haría, con más ciudadanos, en su camino por la calle Portales hasta la Laurel.

Varios ciudadanos le han parado para conservar con él; exigirle regeneración de la política, animarle, saludarle e, incluso, alabarle la figura de Rajoy.

En la calle Laurel, Rivera ha podido disfrutar de un vino blanco, Rioja, de una bodega de Fuenmayor, ligeramente afrutado y sin aguja. También le han sacado, de aperitivo, queso, del que ha dado buena cuenta, y jamón.

En un momento dado, dos personas han jaleado: "presidente, presidente" y, como anécdota, la portavoz socialista en el Parlamento de La Rioja, Concha Andreu, ha pasado, casualidad, o no, por la calle Laurel en ese mismo momento y se ha acercado a saludarle.

Comida en un restaurante de esa misma calle, aprovechando una entrevista concertada y, sin pausa, viaje a Zaragoza para seguir campaña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento