Según han informado desde el Infoca a Europa Press, sobre el terreno están trabajando un retén de extinción, un agente de medio ambiente y un vehículo autobomba.

El origen del fuego se encuentra muy próximo a la zona afectada por el conato de este martes en la ladera del castillo y en la que ha resultado afectada por las llamas menos de una hectárea de pasto y matorral.

En los últimos años, las faldas del castillo de Santa Catalina vienen siendo uno de los puntos más castigados por el fuego coincidiendo con la época estival y el aumento de las temperaturas.

En estos dos últimos conatos, todo apunta, a falta de los resultados de la investigación que se lleve a cabo, al origen intencionado del fuego, extremo éste que está todavía por confirmar.

La rápida intervención de los medios de extinción es una de las razones que está evitando que los conatos acaben convirtiéndose en incendios forestales.

Consulta aquí más noticias de Jaén.