Este estudio también indica que hay cuatro comunidades autónomas, Aragón, Cataluña, Extremadura y Galicia que destacan sobre el resto en el apartado correspondiente al gasto medio de los clientes, con una inversión entre 501 y 1.000 euros.

Por provincias, Lugo, Teruel, Barcelona y Cáceres son las que registran un consumo más elevado del turista termal. Sin embargo, no todas estas comunidades son las que reciben un mayor número de agüistas dentro del conjunto nacional. Tan sólo Galicia y Aragón repiten en esta categoría, con la incorporación de Castilla-La Mancha.

En cuanto al perfil del visitante, son una mayoría de mujeres, la mitad de ellas con edades superiores a los 60 años. No obstante, un 46 por ciento de los visitantes queda enmarcado en la franja de edad comprendida entre los 46 y los 60 años.

Además, el 98 por ciento son visitantes nacionales, aunque el turista extranjero se interesa cada vez más por los centros termales de España, sobre todo los ubicados en Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Toledo.