Suárez Quiñones y Óscar Puente, en el Foro de Bosques Urbanos
Suárez Quiñones y Óscar Puente, en el Foro de Bosques Urbanos EUROPA PRESS

Así lo ha destacado este miércoles el consejero, que ha participado en Valladolid, junto al alcalde de la ciudad, Óscar Puente, en la inauguración del Foro de Bosques Urbanos, en la que se han destacado áreas de grandes zonas verdes periurbanas como el Pinar de Antequera o el proyecto Life 'Quick Urban Reforestation' que se ha puesto en marcha en Valladolid hace dos años en la zona de Soto de Medinilla.

Suárez-Quiñones ha recordado que la Ley de Patrimonio Natural de la Junta contempla la figura de las zonas urbanas de esparcimiento, que pretenden promover que en las áreas periurbanas de ciudades con población grande haya bosques que hagan efectiva la demanda de los habitantes de las ciudades en zonas de esparcimiento, ocio y contacto con el medio natural.

A estas zonas, como ha recordado, resulta "más fácil" ir que a un espacio natural. En este caso, ha citado el ejemplo de un área como el Pinar de Antequera, con 1.000 hectáreas de superficie, en cuya gestión colaboran la Junta y el Ayuntamiento de Valladolid.

El consejero ha destacado la importancia de la superficie forestal en la Comunidad, ya que conforma el 51 por ciento de los 95.000 kilómetros cuadrados y supera en "riqueza" a 18 países de la Unión Europea, entre los que figuran el Reino Unido o Portugal.

Por ello, Suárez-Quiñones ha destacado el trabajo en todas las políticas que "conllevan incremento de la riqueza de los bosques y de las zonas urbanas".

Por su parte, el alcalde de Valladolid ha subrayado que Valladolid ha trabajado "a lo largo de más de cuatro décadas" para dotar a la ciudad de bosques urbanos, como el citado Pinar de Antequera, y zonas verdes, "pese a un clima tan extremo", por lo que ha considerado que es "un buen ejemplo de ciudad verde".

Puente ha apuntado que la ciudad tiene una media de 17 metros cuadrados de zonas verdes por habitante, y más si se computan las zonas de pinar. De este modo, espera que durante el Foro que se celebra durante los dos próximos días en el auditorio del Museo de la Ciencia se puedan compartir experiencias.

Una de ellas será el proyecto Life 'Quick Urban Reforestation', que consiste en una plantación de 15 hectáreas en la zona de Soto de Medinilla en la que se experimenta con las posibilidades de superviviencia de especies autóctonas durante los meses de verano, para buscar las que mejor se mantengan en un clima "difícil".

Su coordinador, Rodrigo Gómez, ha destacado que por ahora el resultado es "más positivo de lo que inicialmente se pensaba", pues se ha logrado una buena tasa de pervivencia de las plantas con técnicas como los retenedores de agua o el micorrizado.

Gómez ha reflexionado que la importancia de estos proyectos está en la tendencia de la sociedad mundial a desplazarse hacia las ciudades, pues ha apuntado que actualmente el 65 por ciento de las personas viven ya en zonas urbanas, de modo que la intención es "hacer que si la población se va de los bosques, éstos lleguen a la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.