Este pasado lunes, la Ertzaintza recibía una llamada ciudadana que informaba de la posible comisión de un homicidio en una vivienda de la capital alavesa. De inmediato, una patrulla se dirigió al domicilio, en el casco antiguo.

Tras contactar con el inquilino del inmueble, un varón de 43 años de edad, éste reconoció los hechos. Según ha explicado, el asesinato se habría producido la noche del miércoles de la pasada semana en el propio inmueble.

La víctima, una mujer de 60 años de edad, era una conocida del presunto homicida que, al parecer, acudía ocasionalmente a la vivienda y, según el testimonio del presunto homicida, tras golpearla con una maceta, ocasionándola la muerte, habría decidido descuartizar el cuerpo, cortándolo con una sierra, para deshacerse después de los restos mortales arrojándolos al río Zadorra.

A lo largo de la jornada de este pasado martes, se localizaron en el río los restos de cadáver de la mujer y se dio por finalizada la búsqueda, mientras que un Juzgado de Vitoria decretaba el secreto de sumario. El detenido continúa en dependencias policiales a la espera de comparecer ante el juez.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.