Imelda Marcos
Imelda Marcos en el momento de abandonar el hospital donde ha estado ingresada. EFE

Imelda Marcos, la viuda del fallecido dictador filipino Ferdinand Marcos, abandonó hoy el hospital de Manila en que fue ingresada con una prescripción médica que colma su gran afición, comprar zapatos nuevos, aunque ahora tendrán que ser ortopédicos.

Acicalada y enjoyada, la viuda más famosa de Filipinas señaló a la prensa a su salida del hospital que "ahora tengo una excusa para tener más zapatos", para complementar su vestuario.

La ex primera dama filipina, de 78 años, quien siempre ha negado que tuviera 3.000 pares de zapatos, donó hace unos años cerca de un millar para la creación del Museo del Zapato de Marikina, situado en la capital filipina.

Según el abogado Roberto Sison, Imelda Marcos fue ingresada el pasado fin de semana en el hospital por dolores en las rodillas, aunque la cadena de televisión GMA informó que acudió al centro St. Luke Medical para someterse a una revisión médica con la finalidad de detectar si padece problemas coronarios.


Durante su mandato presidencial el fallecido Ferdinand Marcos consiguió ilegalmente más de 10.000 millones de dólares, sólo se han recuperado 1.500


La comisión gubernamental encargada de recuperar la fortuna que amasó el clan Marcos de forma ilegal durante el tiempo que gobernó el patriarca, ha recobrado hasta ahora unos 1.500 millones de dólares (unos 1.080 millones de euros) del total de 10.000 millones que aparentemente acumuló.

Imelda, Miss Manila 1950, que actualmente tiene 78 años y es una mujer socialmente aceptada en los ambientes selectos de Filipinas, lanzó el año pasado al mercado una línea de calzado y complementos.