Unos 200 animadores reimaginan con diferentes estilos un capítulo entero de 'Dragon Ball'

Goku es un símbolo; las bolas de dragón, un icono; las aventuras de los personajes creados por el nipón Akira Toriyama, un cóctel de emoción y nostalgia para varias generaciones. Tanto el manga como la serie Dragon Ball son desde hace lustros un importante referente de la cultura pop, una obra de culto que no ha parado de recibir homenajes año tras año.

Sin embargo, no todos los derivados de Bola de dragón han resultado tan memorables como la obra nacida en los 80. Este 2016, cuando se cumplen 30 años del estreno del anime y tras grandes fiascos como la película Dragonball Evolution y la nueva etapa animada Dragon Ball Super, un grupo de más de 200 animadores han decidido rendir un tributo al material original.

Unos dos centenares de artistas han reimaginado un episodio completo deDragon Ball, tal y como cuentan en Las Horas Perdidas. El proyecto sin ánimo de lucro Seven Star Re-animate acaba de publicar el resultado, el capítulo 8 del anime.

Dicho episodio es un clásico y, aunque no incluye grandes dosis de acción y aventura (muy habituales en la serie), es especialmente divertido y cuanta con un buen número de escenas memorables: la mítica secuencia de apertura, Goku y Chichi llegando a la casa del maestro Tortuga Duende en la nube Kinton, Bulma ataviada con su poco decoroso traje de conejita, las bromas verdes del viejo maestro y, sobre todo, el momento en el que Goku aprende su característica técnica de la Onda Vital o Kame Hame Ha.

"Es un episodio ligero en lo que acción se refiere, pero enorme en diversión, con el reparto principal en toda su gloria encantadora. Es una especie de episodio autocontenido, que deja un enorme margen de maniobra desde el punto de vista estilístico", explican los responsables de la iniciativa.

Gracias a la participación de un número tan elevado de animadores, el estilo artístico no para de cambiar cada pocos segundos saltando de imágenes más cartoon a otras más realistas, pasando por la simplificación, el 3D, la parodia o el tono retro, entre muchos otros.

El proyecto se inspira en otro similar, Moon Animate Make Up; un episodio entero de Sailor Moon recreado igualmente por numerosos animadores aficionados bajo la supervisión de Kaitlin Sullivan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento