David Copperfield
El mago David Copperfield. FORBES

David Copperfield, uno de los magos más conocidos del mundo, se ha visto envuelto en la batalla legal más dura de su carrera, por la que ha sido obligado a revelar un truco, algo inaudito entre el gremio.

Todo comenzó hace tres años, según informa el portal Daily Mail. El chef británico Gavin Cox asistió con su mujer al espectáculo que Copperfield ofrecía en un hotel de Las Vegas.

Cox fue elegido por el mago para participar en uno de sus trucos. Consistía en hacerle "desaparecer" junto a otras 12 personas para posteriormente aparecer detrás de las butacas. Copperfield utilizaba una cortina tras la que los participantes se escondían. En ese momento, los ayudantes del mago les hacían pasar por un pasadizo subterráneo sin ser vistos por el público para lograr la ilusión.

"Era un pandemonium total", declara el chef. "No sabías donde estabas. Estaba oscuro". Cox resbaló durante la carrera por el subterráneo y se dio un golpe que le provocó una dislocación del hombro. Debido a las operaciones a las que se ha sometido, se han generado lesiones irreversibles en el cerebro y una enfermedad parecida al Párkinson.

En enero de 2017 se hará definitiva la resolución de los tribunales, por la cual el mago podría indemnizar a Cox

Demandó en ese momento al mago por haber "fallado en prevenir, inspeccionar, mantener y avisar sobre las malas condiciones" de este espectáculo. La batalla legal dura ya tres años, y Copperfield se ha visto obligado a revelar los detalles de este truco, que lleva utilizando más de 15 años. Sus abogados defienden que se habían hecho "muchas inspecciones" del teatro.

En enero de 2017 se hará definitiva la resolución de los tribunales, por la cual el mago podría indemnizar a Cox.