Cohete de San Mateo 2007.
Un grupo de jóvenes celebra el 'chupinazo' de San Mateo de 2007. L.PRADO

Logroño comienza San Mateo con el tradicional cohete o 'chupinazo' en la plaza del Ayuntamiento de la capital riojana. En años anteriores, el acto se ha convertido en una nada recomendable batalla en la que los jóvenes logroñeses se tiran todo lo que tienen a mano.

 

Vidrio, huevos, sidra, harina, ketchup... un maremágnum de 'condimentos' para festejar el inicio de las fiestas que deja un desolador panorama.

 

No en vano, en años anteriores, los presupuestos locales han empleado 12.000 euros sólo para la limpieza de la plaza consistorial tras el cohete. Sin embargo, la nueva Corporación se ha propuesto conseguir un ‘cohete limpio', con una campaña que busca el éxito de los ‘chupinazos' de hace más de una década. De hecho, hay que irse hasta 1994 para recordar un inicio festivo limpio.

 

Concienciar a los jóvenes

Para cambiar la situación actual, a lo largo de la pasada semana se ha intentado concienciar a los estudiantes de Secundaria de la ciudad de la incomodidad que genera un ‘cohete sucio'.

En las clases se han repartido distintos folletos con propuestas para el día del inicio de fiestas.

El Consistorio va a regalar pañuelos, libros y entradas de cine a aquéllos que no 'manchen' el cohete

Así, el Ayuntamiento premiará a los jóvenes que se abstengan de tirar alimentos, bebidas, etc, con 4.000 pañuelos de fiestas, 2.000 vales para recibir guías de La Rioja de Santos Ochoa y 1.500 entradas para los cines Moderno.

La iniciativa está promovida por el concejal de Festejos, Ángel Varea, y por la edil de Participación Ciudadana, Inmaculada Sáenz. El inicio de la fiesta se producirá mañana sábado a las 13 horas. Dos horas antes, el ‘inevitable' Makoki amenizará a los allí presentes con su charanga.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LOGROÑO