Un hombre de 41 años fue detenido por la Policía Municipal después de aque agrediera a su pareja, de 38 años y a una hermana suya, de 41.

Los hechos se produjeron el pasado miércoles en una vivienda de la calle Santutxu, cuando la víctima invitó a su compañero a recoger sus pertenencias y abandonar la casa. El hombre, sin entrar en razones, la empujó, le dio un puñetazo en un ojo y la agarró de los pelos.

Al intentar mediar su hermana, ésta recibió otro empujón y un puñetazo. En ese momento llegó su sobrino, de 27 años, y entre los tres pudieron sacarlo del piso. Ya fuera, el agresor siguió lanzando insultos y amenazas de muerte, e incluso llamó por teléfono al domicilio para invitar al sobrino a bajar a la calle para matarlo.