La Sección de Violencia de Género de la Audiencia Provincial de Alicante, presidida por Vicente Magro, ha elaborado un documento en el que fija cual va a ser su criterio en el caso de que las maltratadas quieran mantener un vis a vis con sus agresores, según fuentes de la Audiencia Provincial.

Los tres magistrados de la Audiencia consideran que en el caso que exista una orden de alejamiento y el acusado esté en prisión provisional no debe de permitirse que tenga contactos con la víctima, debido a la responsabilidad que tiene el Estado en ese momento sobre los actos del preso.

Diferente es el caso en el que el condenado esté libre y la pareja quieran reanudar la convivencia, ya que la Justicia no se podrá oponer. Esta medida sólo podrá ser efectiva en los procedimientos en los que tenga competencia la Audiencia, es decir, sobre aquellas medidas dictaminadas por magistrados de lo Penal que sean recurridas en la Audiencia Provincial.

El objetivo de este criterio orientativo es paralizar estos encuentros si los autoriza un juez de lo penal y el fiscal encargado del caso los recurre. En caso de que la Fiscalía esté de acuerdo con la sentencia del magistrado encargado del caso, la mujer sí podrá visitar a su maltratador en la cárcel.