Catalunya es la tercera comunidad autónoma con los sueldos más altos, según datos de Randstad obtenidos a partir de una base de 500.000 contratos de trabajo de los dos últimos años. Los catalanes ocupan esta posición por detrás de Navarra y País Vasco. Por cada euro que gana un navarro, un catalán obtiene 0,94 1; 0,89 1 un madrileño y un empleado en Extremadura, la menos favorecida, alcanza 0,811.