El PSOE de Málaga criticó ayer que el Ayuntamiento incremente el precio del agua más de un 6% porque «con las subidas anteriores ya se había llegado al máximo», según la edil socialista Begoña Medina. La concejala señaló que el descenso en el consumo del agua demuestra que los ciudadanos están concienciados ante la sequía, pero que el PP no confía en los malagueños porque la empresa de aguas Emasa no había previsto un descenso del consumo de este líquido. En el consejo de administración de esta firma se observó que la subida del recibo «no se corresponde con las inversiones que se van a realizar», afirmó Medina.