Un hombre de 32 años ha sido excarcelado después de pasar un año en prisión, porque dos menores lo acusaron de abusos sexuales que nunca existieron. En realidad, una de las chicas mantuvo relaciones sexuales con él, se quedó embarazada y trató de abortar. La joven falseó la realidad y dijo que el hombre abusó de ella y de su prima.