Un hombre de 32 años ha sido excarcelado después de pasar un año en prisión porque dos menores lo acusaron de abusos sexuales que nunca existieron.

El procesado, Eliéser R.E.A., de 32 años y nacionalidad ecuatoriana, ingresó en prisión el 28 de agosto de 2006, acusado de mantener relaciones sexuales con la hija de su compañera sentimental, desde que esta tenía trece años y hasta que cumplió los diecisiete.

En realidad, una de las chicas mantuvo relaciones sexuales con él, se quedó embarazada y trató de abortar. Mintió a su madre, ya que le dijo que el hombre había abusado de ella varias veces.

La menor de doce años admitió en el juicio que el acusado "nunca había abusado de ella", que había "mentido siempre" y que lo hizo porque su prima "se lo había pedido", testimonio que ratificó su madre, quien dijo que no creía a su hija.

"Ante la contundencia de ambos relatos y siendo totalmente creíbles", el Ministerio Fiscal retiró la acusación, solicitó la excarcelación "inmediata" del procesado y pidió al tribunal que se dedujera testimonio contra las menores por su actuación.