El Gobierno vasco ha aprobado el decreto regulador de los recursos de acogida para mujeres víctimas de maltrato por el que los municipios de más de 20.000 habitantes deberán disponer de al menos un recurso propio para acoger a las maltratadas.

Este decreto pretende, además, ordenar y homologar, en un plazo de cinco años, la red de pisos y centros para este colectivo, actualmente dispersa, y mejorar la calidad de los servicios.

En la actualidad existen uns 60 centros y pisos de acogida en la comunidad, una media de 20 por territorio, en los que están alojadas unas 500 mujeres y unos 100 niños