La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del colegio público ´Trabenco´ de Leganés informó hoy de que está dispuesta a "radicalizar" las protestas para que la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid acepte sus reivindicaciones sobre la dotación de profesores.

El colegio se basa en la evaluación continua, sin libros de texto, con ordenadores y con consejos escolares abiertos

Según un portavoz del colectivo, Ramón Alvarez, los padres no descartan un encierro en el centro o incluso "una huelga de hambre", iniciativas, no obstante, que se decidirán en una asamblea que los padres han convocado para mañana a las 17.00 horas.

Alvarez informó, igualmente, de que en esa cita el AMPA decidirá si los escolares inician el curso lectivo, ya que no asisten a las aulas desde el pasado lunes por los presuntos incumplimientos de la viceconsejera de Educación, Alicia Delibes, quien el pasado julio se comprometió a garantizar cinco comisiones de servicio en el centro (profesores especializados en el sistema educativo de este colegio).

Sistema dependiente de la dotación

La situación de este centro depende tanto de la dotación de estas comisiones que, según Alvarez, esto "representa la subsistencia" de un método educativo en el centro que perdura desde hace 35 años.

El colegio, un centro de línea 1 (con nueve aulas), no hace exámenes a los alumnos porque cuenta con una evaluación continúa, no se acoge a un solo libro de texto, recurre a la informática como herramienta de estudio y celebra consejos escolares abiertos.