Las obras del residencial de 1.200 viviendas promovidas en Alhendín por la inmobiliaria Frai e incluidas en la investigación judicial sobre la presunta trama de corrupción urbanística en la localidad granadina han sido paralizadas.

Según consta en la carta remitida ayer por Frai a sus clientes la suspensión de edificación de esa promoción de viviendas es "temporal y voluntaria" hasta la resolución definitiva del expediente del Ministerio de Defensa.

Defensa está procediendo al control de los planeamientos de ese municipio y de otros como Armilla, Churriana, Ogíjares y Las Gabias en lo relativo a aspectos urbanísticos que puedan afectar a las servidumbres aeronáuticas de la base de Armilla, recuerda la promotora, que enmarca en ese procedimiento su decisión "temporal y voluntaria" de suspender las obras "pese a que no existe orden de paralización alguna" por parte del Ayuntamiento ni de la Junta.

La suspensión no afecta a las obras de urbanización del plan parcial en el que el residencial en cuestión se ubica, precisa.

Las obras, subraya la promotora, están "amparadas por la correspondiente licencia de obras", concedidas por "el único organismo competente para autorizarlas -el Ayuntamiento de Alhendín-", por lo que, mantiene, cumple "rigurosamente" el planeamiento urbanístico aprobado por la Junta de Andalucía.

Frai sostiene que, pese a la suspensión temporal, cumplirá con las fechas máximas de entrega de las viviendas previstas en los contratos.

La paralización se produce después de que el pasado mes de mayo el Ministerio de Defensa abriera un expediente sancionador a la promotora por vulnerar las servidumbres aeronáuticas de la base de Armilla, dado que la altura de las 1.200 viviendas construidas podría poner en peligro el aterrizaje de los aviones.

El responsable de la inmobiliaria es uno de los empresarios imputados, junto a cargos municipales como el ex concejal de Urbanismo y el ex alcalde, ambos del PP, -ahora gobierna el PSOE- en la presunta trama de corrupción urbanística investigada por un juez.