El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha anunciado este sábado esta medida en Gijón, donde ha participado, junto con el director general de Salud Pública, Antonio Molejón, en el Memorial Permanente del SIDA celebrado en el Bosque de la memoria, en el parque de Los Pericones. El Comité Ciudadano Anti-SIDA organiza anualmente esta jornada para rendir homenaje a todas las personas fallecidas por la enfermedad.

Del Busto ha explicado que su departamento trabaja con el Colegio de Farmacéuticos del Principado de Asturias en el diseño de un programa piloto para que la prueba del VIH se lleve a cabo en las farmacias de manera rápida, en unos 30 minutos. Salud Pública calcula que en las próximas semanas los test podrán desarrollarse, al menos, en una farmacia de cada área sanitaria. También prevé autorizar la realización de estas pruebas en las dependencias del Comité Ciudadano Anti-SIDA.

"Son dos medidas con las que pretendemos facilitar el acceso a las pruebas de personas con escaso contacto con el sistema sanitario o que se muestran reticentes a la hora de acudir a sus servicios", ha explicado el consejero.

El Gobierno de Asturias ha puesto en marcha ambas iniciativas ante la necesidad de fomentar el diagnóstico precoz. En este sentido, el titular de Sanidad ha considerado "muy probable" que se esté produciendo un infradiagnóstico de VIH y ha agregado que un alto porcentaje de personas son diagnosticadas tardíamente, lo que conlleva un mayor deterioro de su sistema inmunitario y un peor pronóstico, ya que no pueden beneficiarse del tratamiento en el inicio de la infección.

LA SITUACIÓN EN ASTURIAS

En el año 2014 se detectaron en el Principado 72 nuevas infecciones por VIH (frente a las 57 de 2013), con una tasa de 6,78 por 100.000 habitantes, similar a la media española y a la de los países de Europa occidental, aunque algo superior a la de la Unión Europea.

El 76% de las nuevas infecciones corresponden a varones y el grupo de edad más afectado es el de 35 a 44 años. La principal vía de transmisión es la sexual, que representa el 89% de los nuevos diagnósticos.

El contagio más frecuente (49% de las infecciones) se produce entre hombres que practican sexo con hombres, mientras que las prácticas heterosexuales de riesgo causan el 40%.

Además, en el mismo año se notificaron 12 casos de sida, lo que supone una tasa de 1,1 por cada 100.000 habitantes. El gasto en antirretrovirales se situó en 14.652.210 euros y fueron atendidas 2.389 personas, con un coste de 6.132 euros por paciente.

También se realizaron 32.944 pruebas de VIH en la red sanitaria y 144 test rápidos en las unidades especializadas: 86 en Oviedo y 58 en Gijón. Asimismo, se distribuyeron gratuitamente 326.168 preservativos masculinos y 4.000 femeninos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.