Los 60 vecinos del pequeño pueblo de Villotilla (Palencia) han recurrido a los cuentos infantiles para buscar una solución a la plaga de topillos que invaden sus cultivos desde este verano arruinando sus cosechas. Para tratar de acabar con esta lacra han convocando un concurso de flautistas para las fiestas patronales del próximo fin de semana. Su objetivo, dar con un descendiente del virtuoso que acabara con las ratas de Hamelín, el imaginario pueblo ideado por los hermanos Grimm. Las bases del concurso obligan a saber tocar la flauta o mostrar buena disposición. Ganará el que más topillos logre llevar al río.