El presidente de la Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo mostró ayer su escepticismo ante las galescolas porque cree que pueden ser utilizadas como «vehículo para adoctrinar» en ciertas ideologías. Ruiz Cortadi indicó que no le gustaría que aquí pasase lo mismo que ocurre en Euskadi.