También prefieren comprar
Más del 30% de los extranjeros empadronados en nuestro país son ya propietarios de un piso. (Esteban).

"Mi marido y yo llevábamos cuatro años alquilando un piso de una habitación con otras dos personas, pero ahora ya hemos podido ahorrar y nos hemos comprando uno para nosotros solos", explica Consuelo, una joven trabajadora peruana.

Como ella, cada vez más inmigrantes se lanzan a la adquisición de una vivienda cuando consiguen mejorar sus condiciones económicas y laborales. Una tendencia que está consiguiendo mantener la demanda de compra en nuestro país.

Los datos muestran que el mercado inmobiliario español se ha abierto definitivamente a los inmigrantes, un colectivo que ya protagoniza un tercio de las operaciones de compraventa de vivienda de segunda mano y que apuesta fuertemente por la propiedad. De hecho, más del 30% de los 3,9 millones de extranjeros empadronados en España son propietarios de una casa, según datos del Ministerio de Vivienda.

Productos específicos

El perfil del comprador inmigrante es el de un residente legal que ha pasado un periodo de estabilización de entre 5 y 10 años en el país. Además de las dificultades a las que tiene que hacer frente cualquier español, su situación es más desfavorable en el mercado inmobiliario, ya que se puede sumar, en algunos casos, la inestabilidad de su situación legal y la necesidad de enviar dinero a sus países de origen.

Para dar respuesta a esta demanda con características propias, las entidades bancarias ya ofrecen productos específicos, como hipotecas que cubren el 100% del valor de tasación del inmueble y que no exigen grandes avales. También han surgido algunas voces de alarma: "Nos preocupa que muchos inmigrantes no estén bien informados de sus derechos y sean objeto de engaño", dice Álvaro Zuleta, presidente de la asociación de latinoamericanos Aculco.

De los cinco continentes

El colectivo de ecuatorianos es, con un 10,33% del total, el que más hipotecas firmó durante el año pasado, según el último informe sobre el mercado de la vivienda elaborado por Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra. Le siguen, de lejos, los marroquíes, con un 3,68% del total, los colombianos (2,91%) y los rumanos (2,68%).

El primer país subsahariano en salir en esta clasificación es Nigeria, con un 0,81% del total de hipotecas firmadas en 2006. Llama la atención el dato de la comunidad china, muy asentada en nuestro país, pero que sólo protagoniza el 0,5% de las operaciones de compra.