La concursante más joven de GH es transexual. Lo confesaba este martes su madre en el plató de El programa de Ana Rosa. Amor, la participante canaria de la novena edición de Gran Hermano, es en realidad un hombre.

Ella no ha querido desvelarlo dentro de la casa y sus compañeros aún desconocen su secreto. Su madre confesó que está divorciada del padre de Amor, que todavía no termina de aceptar la condición sexual de su hija.

Amor tiene tres hermanos, uno de ellos es politoxicómano en periodo de desintoxicación. «Amor se sentía mujer desde bien pequeño, y desde entonces deseaba entrar en la casa de Gran Hermano para llevarse el premio final y así poder operarse», aclaró la madre de la concursante.