Piedra de Jelling, erigida por el rey Harald para conmemorar su bautismo
Piedra de Jelling, erigida por el rey Harald para conmemorar su bautismo EUROPA PRESS

La muestra ha sido inaugurada este jueves por el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, y por el embajador danés en España, John Nielsen, y permanecerá en el MARQ hasta enero de 2017. Se trata de una exposición creada y pensada junto al Museo Nacional de Dinamarca, con la colaboración con el Museo Arqueológico de Córdoba.

En total se exhiben 663 piezas en tres salas temporales que se rigen "por el rigor", un factor "innegociable" para el centro alicantino, según ha manifestado el director del MARQ, Manuel Olcina, que ha destacado "su calidad y rigor narrativo, y la extraordinaria colección de piezas".

A ese respecto, la directora del Museo Nacional de Dinamarca (MND), Cristine Larsen, ha presentado "el mundo único y fascinante" de la "Edad Vikinga" en la que los países escandinavos tuvieron "una influencia importante en muchos lugares del mundo" y en "un período en el que sufrió cambios sustanciales" marcado por la colonización, conquista y saqueos, pero también "durante el cual las ciudades, el comercio, la artesanía especializada y las redes de comunicación se establecieron".

Así, ha recordado que es el momento en que se conforman la actual Noruega, Suecia y Dinamarca, y cuando ésta última "gira hacia Europa". "La exposición darán una imagen con más matices de los vikingos, superando la imagen estereotipada que normalmente se presenta en el contexto europeo. Se presentan de esta forma no solo como corsarios, guerreros, violadores y hombres brutales, sino también como comerciantes, colonizadores, exploradores y artesanos muy cualificados, así como arquitectos e ingenieros", ha narrado.

TRES SALAS

Ante ello, la exposición se divide en tres grandes salas. La primera dedicada al mar, con los barcos como principal protagonista. Y es que estos 'hombres del norte' poseían una gran pericia como ingenieros navales, una cualidad que les llevó a construir una amplia gama de navíos de guerra, barcos mercantes o embarcaciones para la pesca y el transporte. Además, la muestra ahonda en la figura del guerrero como profesión -mercenario- y en la del mercader como hombre de negocios que explotaba el comercio a través de las rutas de navegación.

La segunda sala versará sobre la cultura y la sociedad vikinga. Una civilización inteligente, dividida en diversas clases sociales y en cuya cúspide se encontraban el rey y la reina. Asimismo, la exposición ofrece un recorrido por su modelo de ciudad, la tipología de sus viviendas y sus complejos palaciegos.

Finalmente, la tercera instancia estará dedicada a exaltar su gran devoción religiosa, con referencias a los Dioses, los mitos escandinavos y el inicio de su cristianización. Además, en este espacio se recogerán los testimonios de las incursiones que llevaron a los vikingos hasta el Emirato Omeya de Al-Andalus y, también, las que realizaron en Orihuela, las Tierras de Tudmir y la costa mediterránea.

Entre las piezas que se podrán ver y, algunas réplicas incluso tocar, está la gran piedra de Jelling, erigida en 965 por el rey Harald para conmemorar su bautismo, así como una réplica de 6,5 metros de un Knarr, un barco mercante, construido para la exposición universal de Lisboa.

Consulta aquí más noticias de Alicante.