Un centenar de trabajadoras de guarderías privadas se han concentrado esta mañana ante el Palau de la Generalitat para pedir un aumento de sueldo equiparable al de las las profesionales de los centros públicos y pasar así de un sueldo base de 683 euros a uno de 1.200 euros.

Las cuidadoras de guarderías públicas piden un aumento de sueldo equiparable al de las públicas
La manifestación, que coincidió con
el inicio del curso escolar , fue convocada conjuntamente por los sindicatos FETE-UGT, Comisiones Obreras y UGT quienes prevén realizar más movilizaciones para negociar un complemento salarial autonómico.

La portavoz de UGT, Mari Àngels Herrera, considera que "nuestro trabajo está poco valorado".

Herrera ha destacado que frente a los bajos salarios de las cuidadoras, "los padres tienen que pagar hasta 300 o 400 euros al mes por niño" y reclamó "un convenio a nivel catalán para no depender de la patronal de Madrid".

Entre pitidos, bocinazos y la atenta mirada de los tursitas que paseaban por la plaça Sant Jaume, los trabajadores coreaban: "683, ¿qué salario es?".

Los manifestantes, sobre todo mujeres, portaban pancartas en las que se podía leer 'Guarderías. Queremos unas condiciones salariales y laborales dignas', 'Educadoras de guarderías privadas, ni valoradas ni pagadas', 'Basta de abusos' o 'Queremos un salario digno'.