XIMO PUIG
XIMO PUIG EUROPA PRESS

Así lo ha indicado Puig a los medios de comunicación, tras las comparecencias de este lunes de Camps, Cotino y Campos en la comisión del Parlamento valenciano en la que se investiga el accidente de metro del 3 de julio de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas.

Al respecto, Puig ha puntualizado que le da "cierta tristeza" que "no haya ninguna autocrítica por parte de los dirigentes del PP y de los de la Generalitat en aquel tiempo, después de tanto sufrimiento".

A su juicio, la actitud de Cotino, Camps y Campos "no es lo que se merecen las víctimas", sino que "se hubieran merecido, al menos, un cierto apoyo y una actuación más comprensiva aunque fuera después de tanto tiempo", ha sostenido el 'president'.

"Yo creo que al menos se esperaba un sentimiento de autocrítica y de pensar que las cosas se pueden hacer mejor y que, en cualquier caso, se tuviera una mirada totalmente al lado de las personas que más han padecido esta situación", ha subrayado.

De este modo, ha lamentado que hubo "unas personas que un día determinado subieron al metro y desgraciadamente nunca llegaron a casa". "No fue culpa directa de ningún responsable político", ha dicho Puig quien, no obstante, sí considera que hay "una responsabilidad política evidente".

"JUSTIFICAR LO QUE ES INJUSTIFICABLE"

Así, ha criticado "el silencio" político y sobretodo que en sus comparecencias los exdirigentes del Consell "justificaran lo que es injustificable". "¿Cómo se puede decir que no hubo manipulación informativa si hasta el minuto 13 del informativo de Canal Nou no hubo ningún tipo de noticia de un accidente tan grave?, se ha preguntado Puig.

Por tanto, considera que "efectivamente se intentó tapar desde punto de vista político" como, a su juicio, "se ha visto todos los días en todas las comparecencias que ha habido".

Consulta aquí más noticias de Valencia.