No obstante, CSIF llama la atención porque "frente la tendencia general de crecimiento, la Administración Pública arrastra un déficit de 39.167 empleos, frente a abril del año pasado". Así, es prácticamente el único sector "donde la tendencia es a la baja, con un descenso del 3,73 por ciento en el número de puestos de trabajo, respecto al mismo periodo de 2015".

CSIF considera que esta situación se debe fundamentalmente "al envejecimiento de las plantillas y a las exiguas ofertas de empleo público producida a lo largo de los últimos años".

En la Administración General del Estado, el 60 por ciento de la plantilla tiene más de 50 años, de estos 26.000 se jubilarán de manera inminente y 119.500 en 10-15 años, "agravando aún más el problema de las

plantillas, el incremento de la carga de trabajo y los niveles de calidad en la asistencia a los ciudadanos".

En este sentido, coincidiendo con el inicio de una nueva campaña electoral, CSIF mantendrá una reunión con las diferentes formaciones políticas para que tomen conciencia de esta situación "e impulsen un acuerdo general que garantice la viabilidad de las administraciones y establezca buenas prácticas en la gestión para desterrar los errores que se han cometido durante la crisis".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.