LEÓN, 4 (EUROPA PRESS)

El claustro de la Real Colegiata de San Isidoro ha acogido este miércoles el pleno ordinario del Procurador del Común en el que Javier Amoedo ha expuesto el balance de la institución correspondiente al pasado año. Una sesión en el que la oposición ha solicitado que se dote de más competencias a esta institución que es la encargada de canalizar las quejas y demandas de los ciudadanos cuando ven vulnerados sus derechos por las administraciones públicas.

Así, en sus intervenciones tanto Podemos como Ciudadanos han avanzado que presentarán en Cortes sendas propuestas para que esta figura tenga "un papel más relevante" en la Comunidad.

A este respecto, el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha anunciado que su grupo pondrá en marcha una proposición no de Ley en las Cortes para "reforzar el papel" de esta institución y que tendrá el objetivo de animar a que la ciudadanía vea esta figura como algo "más próximo y cercano" y les sea mucho más fácil acceder a ella.

Ciudadanos también ha adelantado que su grupo propondrá dotar de más funciones al Procurador del Común para que se convierta en una institución "más importante en el desarrollo de mecanismos de protección de los ciudadanos". El portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, ha dicho que su grupo pedirá que el Procurador del Común se encargue de proteger a los funcionarios públicos que destapen casos de corrupción.

Durante la sesión plenaria de las Cortes, la primera que se celebra fuera del Parlamento autonómico, todos los grupos políticos han coincidido en ensalzar la función del Procurador del Común como una labor "verdaderamente importante" e "independiente" que permite reflejar la realidad de la Comunidad.

El portavoz del PSOE, Luis Tudanca, ha recordado que el Procurador del Común ha desarrollado su labor durante 20 años que han estado "cargados hitos" que dan muestra de su trayectoria y ha aseverado que el informe presentado sobre las quejas y reclamaciones llevadas a cabo el pasado año demuestra que "este país no es el de las maravillas como algunos quieren vender".

Tudanca también ha animado al Procurador del Común a seguir desarrollando su labor como hasta ahora en beneficio de los ciudadanos para seguir mejorando la calidad de vida de los castellanos y leoneses basándose en valores como la equidad, la cohesión social y la igualdad de oportunidades.

En el mismo sentido se ha pronunciado el portavoz de IU-Equo, José Sarrión, que ha calificado el informe presentado por Javier Amoedo como "un baño de realidad que no es habitual en estas Cortes" y que expresa "la visión de la ciudadanía, lo que de verdad le preocupa" que son asuntos como la falta de transparencia en las contrataciones públicas, las prestaciones por desempleo, la educación, el acceso a la vivenda, el medio ambiente o la sanidad.

En relación a este mismo asunto, para Podemos las conclusiones de este informe demuestran en "qué se está fallando" aunque ha lamentado que el Procurador del Común más allá de informes y recomendaciones "no dispone de mecanismos para hacer que se cumplan".

Pablo Fernández también ha censurado que la Junta "hace caso omiso" de las recomendaciones del Procurador del Común y vende "un mundo idílico y maravilloso". "Sería bueno que se grabasen a fuego este informe y que fuese canalizador de las actuaciones de la Junta", ha aseverado.

INTERVENCIÓN EN LEONÉS

El procurador de UPL, Luis Mariano Santos, también se ha congratulado de la función del Procurador del Común que ha considerado "un tirón de orejas" al Ejecutivo autonómico en algunos tema como la aparición de gorgojos en la comida de varios centros escolares de la provincia de León o como la necesidad de dotar de infraestructuras al Colegio de Los Adiles ubicado en Villaobispo de las Regueras.

Santos ha hecho parte de su intervención en leonés y ha criticado a la Junta porque, ha dicho tanto en castellano como en leonés, que "cuando se trata de la Región Leonesa la Junta siempre llega tarde, mal y nunca".

El último de los grupos políticos en intervenir en esta sesión ha sido el Partido Popular.

Su portavoz, Carlos Fernández, también ha recordado los 20 años de historia del Procurador del Común y ha resaltado que el Ejecutivo autonómico le ha dotado en los últimos años de "nuevas funciones en materia de transparencia y protección de los empleados públicos".

Fernández ha añadido que la institución ha presentado mejoras a lo largo de estos años y que es "cada vez más útil" para los ciudadanos porque las quejas son "cada vez más atendidas por las administraciones, más respondidas y tienen más aceptación". Así, ha abogado por "seguir trabajando como hasta ahora para seguir mejorando la vida cotidiana de los ciudadanos".

INFORME DE 2015

Durante la sesión plenaria Javier Amedo ha relatado el informe del Procurador del Común relativo al año 2015 y ha resaltado que las quejas el pasado año se han duplicado respecto a las registradas en 2014 hasta alcanzar las 4.329 como consecuencia de un repunte registrado en Palencia por la acumulación de 1.752 por la eliminación de una línea en el colegio concertado Corazón de María.

En concreto en 2015 se han presentado 4.329 quejas frente a las 2.052 registradas en 2014, a estas cifras hay que sumar los 36 expedientes iniciados de oficio por la institución. El volumen de aceptación de las quejas ha alcanzado el 79 por ciento el pasado año, una cifra similar a la del año anterior, cuando este porcentaje llegó al 80 por ciento.

Del total de expedientes tramitados el 69 por ciento obedecen a la administración regional, un total de 2.973, frente a las 1.144 que tienen que ver con las administraciones locales, seguida de un cuatro por ciento sobre la administración central. En cuanto a la temática de las mismas la mayoría se han referido a Educación -2.314 hasta el 53 por ciento- como consecuencia del volumen presentado en Palencia sobre este centro, seguida de Fomento con un 11 por ciento -461-.

Estas quejas individuales sobre el centro concertado Corazón de María han llevado a que por primera vez Palencia encabece la lista de provincias con mayor número de quejas con el 37 por ciento del total -1.616- y desbanque a León que se sitúa en el segundo puesto con el 28 por ciento -1.214-, seguida de Valladolid con el 12 por ciento -540- Burgos con el seis por ciento -276-; Salamanca y Segovia con el tres por ciento respectivamente -139 y 118-; Ávila y Zamora con el dos por ciento -94 y 68 quejas- y Soria con el uno por ciento -50 quejas-.

Amoedo ha insistido en que el incremento registrado este año se debe a las quejas presentadas de forma individual para reclamar que volviera a funcionar una línea suprimida en el colegio concertado Corazón de María de Palencia, un expediente en el que ha trabajado la institución y cuya resolución fue desfavorable a las familias porque la eliminación de esta línea entraba dentro de la legalidad.

Del mismo modo, el Procurador del Común ha destacado además el volumen de quejas referidas a las deficiencias del colegio Los Adiles Villaobispo de las Regueras, en la provincia de León, con un total de 496; las 283 registradas en Villafranca de El Bierzo sobre la inexistencia de una estación de autobuses y 131 contra la instalación de una gasolinera en el Parque Alameda de Valladolid.

Consulta aquí más noticias de León.